El futuro comienza hoy

El papa Juan Pablo II dijo: “El futuro comienza hoy, no mañana”.

Y esto, ¿qué quiere decir? Para mí quiere decir que las decisiones que tomes hoy van a marcar tu futuro. Y no son sólo las grandes decisiones como cursar unos estudios determinados, comprar una casa o elegir la ciudad en la que vas a vivir. Las pequeñas decisiones del día a día también influyen en los días que vendrán, aunque no lo parezca. Por lo tanto, si las decisiones que tomas hoy influyen en lo que vivirás o no mañana, quizás tendríamos que ser más conscientes de lo que hacemos cada día y tener presente hacia dónde nos dirige ya que puede que nos acerque a lo que deseamos, a nuestro sueño, o tal vez nos aleje. ¿Alguna vez te lo habías planteado de esa manera?

Puede que aún no tengas lo que deseas, pero eso no debe impedirte que hoy mismo ya puedas sentirte feliz por lo que haces y tienes. Si, por ejemplo, tu sueño es abrir una pastelería porque te encanta hacer dulces, comienza ya en casa, ten siempre algún dulce que ofrecer a las visitas o prepara dulces para los amigos a los que vayas a ver. Aprovecha cada oportunidad para mostrar tu don y ponerlo al servicio de los demás. La vida irá poniendo en tu camino a las personas y circunstancias que necesites para crecer y alcanzar tus sueños.

Puede que ya estés encaminad@, puede que ya sepas por dónde tirar y, en el caso de la pastelería, estés asistiendo a clases de cocina para perfeccionar tu técnica o que incluso ya te hayas puesto a buscar un local para abrir tu negocio. Tanto si estás al comienzo del camino, como si estás llegando a lo que parece el final, siempre mantén viva la ilusión. Sigue haciendo lo que más te gusta, lo que hace que se te pasen las horas volando y mientras llega ese sueño cumplido, disfruta de tu presente haciendo aquello que HOY está en tu mano.

Y sueña, sigue soñando hasta que se haga realidad.

Esta entrada fue publicada en Reflexiones y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.