Un nuevo ejemplo de que TODO es posible

Imaginaos la siguiente conversación:

  • Me voy a escalar el Everest
  • No sabía que te estuvieras preparando para esa hazaña.
  • No lo he hecho.
  • ¿Pero has escalado alguna vez?
  • No

A continuación, la respuesta más probable sería:

  • Estás loco si piensas que vas a subir al Everest sin tener ni idea de montaña.

Y probablemente tendría razón pero hubo un hombre que lo hizo y no hace tanto tiempo. El periodista Nadir Dendoune subió a la cima del mundo en mayo de 2008 sin haberse preparado antes. Increíble pero cierto.

Sé que no es lo recomendable. No sólo arriesgó su vida sino que también pudo haber puesto en peligro a las personas que lo acompañaban. La montaña infunde respeto. Son muchas las personas que han perdido la vida al intentar alcanzar su cima y que una persona sin experiencia previa lo haya hecho es casi un milagro. O al menos, a mí me lo parece.

Monte Everest

Sin embargo, pienso que, a parte de la locura, es un ejemplo de que todo es posible. Sólo hay que tener la meta clara y ponerse a ello.

Me viene a la mente el libro que me estoy leyendo ahora. En él hay una parte en la que se desafía a la protagonista a concretar un viaje que hasta el momento ha visto como imposible. Si no lo hace, morirá al cabo de un plazo que se le da. El temor de morirse si no lo tiene todo atado antes de esa fecha le hace moverse y buscar la forma de llegar hasta allí. Para su asombro, organizarlo es mucho más sencillo de lo que pensaba.

Algunas veces, lo que nos falta para alcanzar los sueños que anhelamos es sólo la acción. Quizás nos asusta tomar acción porque eso implica responsabilizarnos de lo que suceda a continuación. Pero, ¿sabes qué? También es nuestra responsabilidad lo que suceda si no nos movemos. Tomar acción, así de sencillo y así de complejo.  Quizás también nos asuste tomar acción en la dirección equivocada. No nos gusta confundirnos y pensamos que si hemos elegido un camino ya no hay marcha atrás. Sin embargo, siempre podemos aprender de nuestros errores y el camino “equivocado” nos enseñará algo que nos ayude a elegir el correcto la próxima vez.

La historia de Nadir Dendoune la conocí por la película “El ascenso” basada en el libro que escribió el periodista sobre su experiencia en el Everest. A parte de la experiencia personal del protagonista, en la película se muestra cómo afecta su viaje a la comunidad en la que vive. Su viaje les infunde esperanza y el hecho de que este muchacho alcanzara la cima del Everest les inspira a alcanzar sus propios sueños. Me gusta esto. Personas que encuentran la forma de vivir sus sueños y sin darse cuenta se convierten en puntos luminosos que animan a otras personas a hacer lo mismo.

Una película agradable para la tarde del domingo.

Esta entrada fue publicada en Películas. Guarda el enlace permanente.

Una Respuesta a Un nuevo ejemplo de que TODO es posible

  1. raquel dijo:

    Gracias por la recomendación Elvira!

    me la voy a descargar 😉 luego te comento qué tal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.