En busca de un sueño

¿Qué tipo de energía ponemos cuando vamos en busca de un sueño?

Tengo el presentimiento de que esa energía que ponemos juega un papel importante en el resultado final. El otro día me llegó un ejemplo claro. Entré en el metro y detrás de mí se subieron tres chicos, dos de ellos con guitarras. Cuando el tren arrancó se presentaron como @whereiskobi y comentaron que estaban recaudando dinero para grabar su primera canción. De primeras, los miramos con recelo, no son los primeros que piden dinero en el metro. Sin embargo, cuando empezaron a tocar, poco a poco fueron animando el ambiente, empezaron a bailar y poco a poco la gente del tren se animó con ellos. La gente empezó a grabar vídeos, a dar palmas al ritmo de la música y a interactuar con ellos. Crearon muy buen ambiente, tanto que al final de la actuación la gente se les acercaba para pedirles información sobre el grupo, incluso me pareció que un chico les ofrecía un estudio de grabación en Madrid.

Es curioso porque esta misma semana, una amiga me contaba que había visto algo parecido también en el metro. Un chico cantó su propia versión de una canción conocida y les transmitió tanto a los que iban en el vagón que una chica se le acercó para proponerle presentarle a un amigo que trabajaba en una discográfica.

Se podría decir que hay que estar en el lugar preciso en el momento adecuado, pero las oportunidades te encuentran trabajando. Si además sientes que eso que deseas ya es tuyo y te comportas como si ya fueras esa persona de éxito, cuando menos te lo esperes verás que lo has conseguido. Trabaja en tu sueño con alegría, creyendo en lo que haces, y éste se manifestará.

Esta entrada fue publicada en Reflexiones y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.