¿Preparad@ para darte una oportunidad?

Esta semana me han llegado varios ejemplos de personas que ya se encuentran viviendo su sueño. Algunos de ellos ya habían empezado a dirigir sus pasos en ese sentido hacía años, otros habían fantaseado con conseguirlo durante mucho tiempo y hace cosa de un año decidieron que era el momento de dejar de fantasear para empezar a materializar aquello que deseaban. Hoy todos ellos sienten que están donde desean estar. Puede que, al realizar el cambio, al atreverse a dar el paso, los miedos afloraran a la superficie y les hiciera replantearse si realmente era lo que querían, pero todos ellos sabían que ya no pertenecían al lugar donde estaban y necesitaban saber si el nuevo destino que les llamaba podría convertirse en su “nuevo hogar”. Es algo que a todos nos sucede en algún momento de nuestra vida, incluso yo diría que varias veces a lo largo de la misma. Darse la oportunidad de vivir esa nueva experiencia que el corazón reclama, nos hace avanzar, conocernos mejor y darnos cuenta de que siempre es más fácil de lo que pensábamos.

¿Sabes lo que se siente al llegar a donde querías llegar? Alguna vez he oído eso de que conseguir lo que se desea puede ser peligroso. ¿Por qué? No estoy segura. Es muy probable que sea otra forma de quitarte las ganas de salir a por ello. Ver las caras de satisfacción de las personas que están viviendo sus sueños me hace pensar que lo realmente peligroso es no intentarlo siquiera.

Oscar Wilde dijo: “El aplazamiento es el asesino de la oportunidad”. Y una antigua fábula lo confirma. Dice así:

Un joven describía entusiasmado lo que soñaba hacer con su vida.

<< ¿Y cuándo piensas hacer realidad tus sueños?>>, le preguntó el maestro.

<< Tan pronto como llegue la oportunidad de hacerlo>>, respondió el joven.

<<La oportunidad nunca llega>>, replicó el maestro. <<La oportunidad ya está aquí.>>

Está en tu mano. Siempre lo ha estado. ¿Estás preparado para darte una oportunidad?

Esta entrada fue publicada en Reflexiones y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.