Marina Gómez – Escritora

Todos buscamos cumplir nuestros sueños. Cada uno a su manera busca el camino que le lleva hasta ellos. Hay quien encuentra el modo de sumergirse por completo y quien lo consigue reservándose momentos a lo largo del día o la semana. Si recordáis, hace unos meses Marina nos contaba cómo compaginaba su vida durante el día, con ser escritora por la noche. Su pasión por los relatos de terror le ha llevado a participar en varios concursos con los que ha podido publicar algunos de ellos. E incluso dos de sus relatos han sido adaptados para ser cortos cinematográficos. A continuación, incluyo un fragmento de la entrevista que podéis leer en su totalidad en vitaminacancion.blogspot.com.

  • En la actualidad has formado una familia y no sé si trabajas en algo relacionado con la literatura o no, ¿cómo compaginas tu vida diaria con la escritura? ¿Ha variado a lo largo de los años?
    Trabajo en un despacho como administrativa. Como ves, nada más lejos de la creatividad que un escritor necesita diariamente. No es fácil compaginar tu vida real con la escritura, pero cuando algo te gusta sacas el tiempo de donde sea. Mi familia es lo primero, y después, viene todo lo demás.
  • ¿Cuándo aprovechas para escribir? ¿Dónde sueles hacerlo?
    Aprovecho para escribir por las noches, después de las cenas, cuando mi casa duerme prácticamente. Es la mejor hora para inventar historias, aunque una no siempre goza de inspiración y hay veces que me tengo que ir a la cama con la sensación de fracaso en el cuerpo. Eso es algo que nos pasa a los que escribimos, es inevitable. Cuando escribo lo hago en mi despacho, ese rincón mágico donde guardo muchos de mis tesoros. Entre ellos mi reproducción de Eduardo Manostijeras, con sus cortantes y afiladas cuchillas pegadas a sus manos. Lo miro y parece que me diga: “¿Hay suerte, Marina?”.
  • Si tu yo de ahora pudiera darle un consejo a tu yo de cuando empezaste a escribir, ¿cuál sería?
    Le diría que nunca mire atrás, que siempre mire hacia adelante. Que los fracasos a veces son necesarios para madurar y aprender a ser un poquito mejores. Que uno ha de luchar SIEMPRE por sus sueños e ilusiones.
Esta entrada ha sido publicada en Personas que inspiran y etiquetada como , , . Guarda el enlace permanente.