La ciudad de las estrellas – La La Land

Una vez leí que tú mismo eres el primer filtro que tu obra debe pasar. Si a ti te gusta, también gustará a otros. Y con esto no quiero incitar al perfeccionismo ya que, si lo buscamos, corremos el riesgo de no llegar a mostrar eso en lo que estamos trabajando. Lo que quiero decir es que, si empiezas a caminar, al tiempo encontrarás otras personas que caminan a tu lado.

La película de La ciudad de las estrellas, además de ser un musical al estilo de los de antes con una banda sonora y un colorido que te envuelven, está llena de mensajes para los soñadores. Me ha llamado la atención cómo refleja los miedos, las inseguridades, el arrojo y las decepciones que muchos de los que están pensando en lanzarse a perseguir su sueño pueden vivir.

Mientras veía la película entresaqué dos ideas que considero que hay a tener en cuenta:

  1. Los sueños unen a las personas.
  2. A la gente le gusta las cosas que se hacen con pasión.

Sabiendo esto, ¿no creéis que ya tenemos mucho avanzado?

Os animo a ir a ver la película que te conecta con el camino de los sueños que se cumplen. Espero que os guste.

Esta entrada ha sido publicada en Películas y etiquetada como , , . Guarda el enlace permanente.