Fragmento de la película «Viaggio sola»

(…) Ahora que va a dejar un sitio en el que ha pasado su tiempo, tómese unos segundos para evaluar su experiencia:

  • ¿Ha estado a la altura de sus expectativas?
  • ¿Se la recomendaría a alguien (su experiencia) aunque en algunos momentos se haya sentido incómod@ o sol@?

Aún tiene tiempo para elegir una opción de futuro más cómoda, tal vez más apropiada para las exigencias de una familia. Entendamos que el bienestar y la felicidad son conceptos personales. Para algunos, la sensación de libertad y aventura es una parte esencial de esta experiencia.

Fiaros de vuestro instinto. Éste es vuestro viaje. Vosotros decidís cómo hacerlo.

¡Que tengáis buen viaje! (…)