Visualización Creativa

Ir a descargar

Hace ya un tiempo que oigo hablar de la visualización creativa como un método para alcanzar nuestros objetivos. Si bien es cierto que no basta solo con imaginar lo que quieres, cuando realizas una visualización creativa te predispones a que eso que deseas pueda ocurrir. Según tengo entendido, algunos deportistas utilizan la visualización creativa como una técnica adicional al entrenamiento físico que ya realizan. Imaginar el momento en el que llegas a la meta, sentir cómo te sentirás cuando así sea, te hará generar una serie de hormonas que afectarán a tu cuerpo y a tu mente de manera muy positiva. Como comentaba en un programa anterior, consiste en jugar a “como si”. Si te das cuenta, también puedes visualizar en negativo. ¿Cómo? Siguiendo con el ejemplo de los deportistas, puedes temer perder la competición, tener una lesión, o que te dé una pájara en mitad de la carrera… Cuando temes que algo malo ocurra y te enfocas en tus miedos, estás visualizando una realidad que no quieres y esto te hace generar otro tipo de hormonas que no te ayudan. Además, ¿con cuál de las dos visiones te sientes más motivado para salir a por lo que deseas?

En realidad, hacemos uso de la visualización creativa constantemente. A lo largo del día imaginamos cómo será lo que vendrá a continuación. Si tienes una reunión de trabajo y vas en el coche de camino a la oficina es probable que en tu mente te estés montando la película de cómo va a ir la reunión dependiendo de lo ocurrido el día anterior, de tu estado de ánimo y de si llevas todo lo que necesitas o no. Lo mismo ocurre cuando regresas a casa, entonces imaginas qué es lo que vas a hacer, con quién te vas a encontrar, ¿te tocará ayudar a los niños con los deberes? ¿podrás tomarte un tiempo de descanso? ¿tendrás que seguir trabajando hasta la hora de la cena?

Visualizamos constantemente. Si lo que imaginamos afecta a nuestra vida, ya sea manifestando a corto plazo una realidad acorde con nuestro estado emocional en ese momento o a largo plazo motivado por la suma de estados emocionales a lo largo de los días, meses y años, ¿no será mejor procurar tener la mente clara y tratar de mantener la fe en que todo va a salir bien? Si recupero el ejemplo del deportista, si tengo que competir en una carrera, ¿no será mejor que me imagine mejorando mi marca personal que imaginarme teniendo una lesión? De todas formas voy a tener que salir a entrenarme, así es que si me veo mejorando mi marca, estaré más motivada para levantarme cada mañana y dar lo mejor de mí para conseguirlo. Y si actúo así, hay más probabilidades de que lo consiga.

En el programa de hoy me gustaría invitarte a jugar con tu subconsciente y, aunque sólo sea por unos minutos, sentir que eso que deseas ya es tuyo. No lo tomes como una herramienta mágica con la que todos tus problemas se van a solventar, sólo disfruta de la visualización como cuando eras niño y jugabas a que eras un astronauta surcando el universo.

Es posible que te haya pasado en alguna que otra ocasión. Estás con los amigos y os ponéis a recordar un viaje que hicisteis hace tiempo. Recordáis detalles, conversaciones, personas, experiencias y durante esos cinco o diez minutos de conversación vuelves a estar allí y a sentirte como te sentiste entonces. Cuando la conversación se acaba, tienes la sensación de haber despertado de un sueño. La visualización creativa provoca una sensación similar.

Eso sí, antes de imaginar nada, identifica qué es lo que realmente quieres. Con esto me refiero a qué es lo que hay detrás de tu deseo. Por ejemplo, quizás estés pensando en una casa más grande pero este sueño puede estar ocultando tu deseo de formar un hogar. Por eso, si puedes, identifica qué es lo que realmente estás anhelando.

Atrévete a jugar y deja que tu imaginación te guíe a otra realidad.

Esta entrada ha sido publicada en Cree-Crea_Radio y etiquetada como . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.